lunes, 31 de agosto de 2015

Falta acero...¿y qué?

Que levante la mano quien no haya sufrido esto a pie de obra. Operarios, contratas y subcontratas que escupen excusas venenosas y repugnantes cual cobra africana. Lo peor es que hay quien disfruta de tal maestría y soltura profiriendo alguna de estas patrañas, que invita a pensar que es fruto de años de experiencia.
aparejador, arquitecto técnico, construcción

Hay que ver lo agustito que se ha quedado nuestro amigo quitándole unos eurillos al pirata de turno, aunque esto forma parte del mundo de la ficción. Hay que destacar además, la encomiable capacidad de estos personajes para realizar el cálculo mental que les permite saber los kilos de acero necesarios para una estructura de hormigón, de forma instantánea...¡cuanta ineptitud!