lunes, 31 de agosto de 2015

Un nuevo reto para The Coordinator

Aquí llega la segunda entrega de la saga que está causando furor a nivel mundial (o no), por cortesía de nuestro amable follower Diego Hinojo (@DiegoJHM). En este caso tenemos a dos anónimos temerarios realizando labores de corte con sus respectivas cortadoras radiales. No entraremos en las condiciones de la herramienta, puesto que no tenemos medios para conocerlas, pero si veremos que The Coordinator va a repartir unas cuantas collejas en cuanto a EPIs
aparejador, arquitecto técnico, seguridad, salud


Lo primero que llamó la atención a nuestro infalible evaluador de riesgos, fueron las protecciones de sendas cabezas. A la izquierda, vemos un claro ejemplo de un operario que pretende engañar a un coordinador, pero no a Coordinator. Aparentemente viste una interesante combinación de casco+pantalla de soldador, pero es evidente que no es un EPI homologado. Además, ¿acaso lleva el arnés interior de sujeción? Buen intento chaval, pero la colleja no te la quita nadie.

El caso de la protección del chico de la derecha habla por sí sola. Hay que decir en su favor que la bolsa dispone de ventilación en su apertura inferior, de modo que evitará un ahogamiento inminente de no llevarla.

Que no sea todo criticar. Un positivo para las zapatillas con punta de acero, ideales para proteger los pies de caídas de objetos con un peso menor a 200 gr. Muy interesante que las comprara de Carrefour, puesto que las de Converse valen el triple y son igual de lamentables.