viernes, 28 de agosto de 2015

Ofertas anormalmente altas

Me encanta la pomposa prosa legislativa, sobre todo en materia de contratación pública, por que decir baja temeraria ya está pasado de moda y no mola, lo que mola son las "ofertas con valores anormalmente bajos". Aunque de un tiempo a esta parte, lo anormal es que las ofertas sean altas. O más que altas, sensatas.
aparejador, arquitecto técnico, licitación, baja


Y es que, claro, siendo que la oferta temeraria viene condicionada por el conjunto de ofertas, con que la mitad de los proponentes sean kamikaces huyendo hacia adelante, ya está el lío montado. Menuda porquería de sistemas de adjudicación y cuanta falta se sensatez en las podridas administraciones y cuántos pobres constructores que intentaron hacerlo bien se quedaron en el camino...