sábado, 10 de octubre de 2015

¿Queréis más excusas de subcontratistas?

Esto puede dar para un libro, pero entre que lo escribimos o no, aquí os vamos dejando, una a una, las perlitas de aquellos que, algún día, tuvieron tanto trabajo que tenían que ir sorteando los puros de los jefes de obra.

excusas de subcontratistas


Pero esto es surrealismo en estado puro, pensarán algunos. Diríase que esto jamás ha ocurrido en la realidad. Pero sí, el hambre agudiza el ingenio. Bueno, el hambre, y las 992 excusas anteriores, que hacen que las siguientes vayan perdiendo en calidad y credibilidad.