martes, 17 de noviembre de 2015

Cuando sales de la universidad

Hoy recordamos un poco cómo nos sentíamos al terminar los estudios. Pasamos de ser los masters en el último curso, a volver al modo polluelo al salir al mercado laboral (cuando había mercado laboral)



Quién no recuerda su primer replanteo de cimentación, acojonado, y midiendo cada cota así como cien veces. O su primera certificación en Presto, ajustada al milímetro. O las primeras reuniones como jefe de obra, que nos faltaba un letrero en la frente que dijera; "No os paséis mucho conmigo que soy novato"

No se si les ha pasado a todos, pero recuerdo cuando empezábamos que nos decían aquello de "ahora crees que sabes menos de lo que realmente sabes". No se que había de cierto en ello, pero lo que si es cierto es que después de bastantes años de trabajo, cada día nos sentimos más pollos.