lunes, 23 de noviembre de 2015

Cómo trabajar en condiciones sobre las cubiertas, by Coordinator

Hoy, por fín, vemos un caso ejemplar de cómo trabajar sobre cubiertas. Siempre ha sido un punto flaco en la seguridad de la obra, pero en este caso, vemos que va más allá del típico arnés atado a un línea de vida (siempre me ha parecido muy poética esta expresión)
Imagen propuesta por nuestro follower Guillermo



Ahí vemos a un preocupado amigo de Antonio, el cual no es consciente que conviene descansar cada cierto tiempo para rendir más en el trabajo. Y si te pilla en mitad de un faldón de una cubieta, pues ahí que te echas un ratito bueno para recargar las pilas.

Nótese así mismo lo pícaro de Coordinator, al valorar positivamente tener a un compañero puteado en la obra. Esto en muchas ocasiones, también puede ser un parámetro favorable al aumento de rendimiento a pie de obra, pues fortalece la amistad entre compañeros, aumenta la sinergia entre ellos y sobre todo... mola mucho si no eres el puteado.