jueves, 10 de diciembre de 2015

El cliente sin prisas: Un ser de ficción

¿A quién no le han dicho la famosa frase "Lo necesito para ayer"?. Pues volvemos a la carga con la serie de Seres Mitológicos de la Construcción y esta vez venimos con un misterioso caso de un cliente al que no le corría prisa su encargo. Un cliente que no quería el trabajo para ayer. Un cliente que, además, lo tiene todo previsto y planificado con tiempo.



¿Qué más se puede pedir?¿que pague por adelantado? No, eso ya no existe ni en la mitología. Y lo mas triste de todo es, que en los casos en los que el cliente paga puntualmente y sin retrasos, parece que sea digno de mención especial y alabanza, cuando sencillamente, debería ser lo normal.

Pero bueno, no vamos a ponernos a rajar a nuestros clientes, que son nuestro base de sustento y, además, como dice la dichosa frasecita de los huevos, "el cliente siempre tiene la razón". Pues nada, ¡a pasar por el aro toca!