martes, 8 de diciembre de 2015

Pringando en el puente

Pues dedicado a los técnicos que curran en puentes, y no me refiero precisamente a los ingenieros de caminos, o ingenieros civiles, sino a los primos que después de pasarse un mes casi mirando las paredes del despacho, les llega un encargo justo para después del puente.



Y entonces es cuando nos dicen: "Hombre, trabajando los días de fiesta y todo, te estarás forrando" Si, me estaría forrando si currara un día a la semana, porque significaría que no hay mucha necesidad, pero tal y como esta el patio pues, como que no.

Otro comentario maravilloso cuando comentas que te has pasado el festivo trabajando es aquello de: "pues encima que tienes trabajo, no te quejes". Tócate los cojones. No me quejo de tener trabajo, me quejo de tenerlo de forma escalonada, desigual y sin planificación alguna porque hay que ir sobre la marcha. Un desastre, pero bueno, no me puedo quejar ¿no?