viernes, 22 de enero de 2016

¿Rampas o toboganes? He aquí el dilema

El Profesor hoy nos trae un clásico, por desgracia. Y decimos por desgracia porque pensamos que es una pena que tanta gente pretenda ignorar la normativa de accesibilidad. Probablemente cada vez esté más integrado, pero en nuestro día a día vemos que aún queda un trecho.

chapuzas en obras


Pero bueno, una vez metidos en harina, vemos que sí que es posible hacer una escalera inútil: no vale ni para bajar a pie, ni para bajar con silla de ruedas. Bueno, quizá con silla sí, pero nadie nos garantiza la integridad del ser que acometa semejante valentía al terminara la bajada...¿o debería decir caída?

Aprovechamos esta entrada para REIVINDICAR QUE LA ADAPTACIÓN A PERSONAS DE MOVILIDAD REDUCIDA NO ES UNA OPCIÓN, ES UNA OBLIGACIÓN. No permitamos, como técnicos, que estas chapuzas de mierda inunden nuestro ya pérfido mundo.