viernes, 5 de febrero de 2016

Análisis de precios y cálculo de ofertas: ¡A jugaaaaar!

Quien más y quien menos ha tenido contacto con las licitaciones de obras. Todos sabemos que hay una parte de estudio técnico, que se puntúa a peso..digooo, de forma subjetiva, y otra de forma objetiva: el precio. Pero como calculamos el valor real de una obra. Bovedilla nos ilustra:

escuela de arquitectos técnicos


Como veis, poco tiene que ver esto con la campana de Gauss y demás gaitas que nos cuentan en la universidad. El kit del buen licitador es: un par de dados, una baraja del tarot, un aparejador que haga un estudio para disimular, y, accesoriamente, se pueden contratar matones, si vamos en plan mafiosos, o se pueden comprar varios lotes de jamones si vamos en plan amiguetes.

Ale, ahora que ya sabéis todos los secretos sobre la presentación de ofertas, como diría el gran Joaquín Prats...¡A jugaaaaar!