domingo, 13 de marzo de 2016

Aparejadores ávidos de clientes

¿No os ha pasado nunca? Estáis en una cafetería, tan tranquilamente, tomando un cortadito, cuando, de repente, sin querer, escuchas a la parejita de al lado: "Pues tenemos que acelerar esto si queremos abrir la tienda antes del mes que viene, lo que pasa es que aún no tengo muy claro lo que me piden en el ayuntamiento..." y entonces pones esta cara:



Y entonces es cuando te giras hacia ellos y les sueltas la típica frase de: "Disculpad, pero es que, no he podido evitar escuchar accidentalmente vuestra conversación..." Y pones el modo Comercial Persuasivo ON, les explicas el tema, les dejas tu tarjetita y te vas orgulloso de tu gestión. Al cabo de un mes, ves la tienda abierta y tu ni te has enterado.