miércoles, 9 de marzo de 2016

Mi primer sueldo como Aparejador

¿Os acordáis de las prácticas de empresa? Aquello que hacíamos al final de la carrera, y que tanto miedo daba, pues nos enfrentaríamos a la cruda realidad constructiva. Hubo un tiempo en el que se nos rifaban en las empresas, y había miles dónde elegir. Después la cosa se puso más cruda.


¡Y menudos sueldazos! Ni el de nescafé ni nada. El sueldo del becario. Eso sí sería una tortura como sueldo para toda la vida. Aunque lo cierto es que, ahora más de uno pillaría un curro con un sueldo que, hace diez años, nos hubiéramos descojonado de él.