jueves, 14 de abril de 2016

Botones que te salvan la vida... o no

Son las 3 de la mañana. Mañana, es decir, en cinco horas, debe estar ajustado el presupuesto. Pero son demasiados condicionantes, las mediciones deben estar convenientemente cuadradas, los unitarios están consensuados y solo queda que la cifra final sea la adecuada. Es entonces cuando lo encuentras...

ajustar presupuesto en presto

¡Carámbanos! Un botón mágico. ¡Sapristi!Un botón que puede elevarte a los cielos. O como mínimo, puede llevarte a la cama, que, con las horas que son, es poco menos que un paraíso. Poco se sabe de ese botón, que se dijo fue forjado a base de lágrimas y sudor de técnicos que se sacrificaron por llegar a una cifra que jamás llegó. Un botón que ajusta al céntimo el número final, aunque por el camino te descuajaringue el resto del presupuesto. En las universidades no te hablan de él, yo lo aprendí gracias al Profesor Bovedilla.

En cualquier caso, te puede salvar de un apuro, pero siendo estrictos, es una castaña de funcionalidad.