martes, 24 de mayo de 2016

Limpieza y orden en las obras... y una mierda!

Es otra de las consecuencias de no leerse el entretenido y emocionante plan de seguridad y salud. Claro, no pasa nada porque en fase de excavaciones este todo patas arriba, pero chico, ya con la solera terminada y la acera, y te pones a llenarlo todo de mierda.


Y después está ya el nivel de delicadeza de cada transportista, por que, sólo con ver cómo llega a obra el camión, te puedes hacer una idea de cómo te van a dejar la obra al marcharse. Pero una vez más, nos podrá salvar tener un buen encargado chillón y cascarrabias que le eche un puro ejemplar y aleccionador para que no vuelva a ocurrir. Aunque nunca sirve para nada.