jueves, 1 de septiembre de 2016

Para todos los que quieren una vivienda de calidad

Es muy simple, pero todavía hay quien no lo pilla.

Si vas a hacer una reforma, autopromocionar tu propia vivienda o similar; una de las peores decisiones que puedes tomar es intentar escatimar en la parte del técnico.
construccion, aparejador, edificación, humor, reforma

Según un estudio que nos acabamos de inventar, está científicamente demostrado que cada euro invertido inicialmente en la contratación de un técnico cualificado a la hora de realizar una promoción o reforma, te ahorra diez euros al final de ésta, que vendrían de la mala elección de materiales, falta de calidad de ejecución, imprevistos, modificaciones y toneladas de aspirinas para los múltiples dolores de cabeza que te evita el técnico.

Amén de arriesgarte a acabar con una vivienda "para toda la vida" que no cumpla ni la normativa mínima de habitabilidad. (cosa que he visto con mis propios ojitos)