domingo, 9 de octubre de 2016

Una propuesta revolucionaria

Era un lunes por la mañana, el ambiente era espeso y se respiraba algo de tensión en el ambiente. Es hora de proponer, de hacer propuestas efectivas para acercar el CGATE a las nuevas generaciones, e intentar eliminar, cuando menos minimizar, ese leve aroma a rancio que respira la institución, y que no puede esconderse con simples bolitas de naftalina.


Sí, está claro que, por desgracia, esto ya es un clásico. Pero chico, hasta que no abran la dichosa cuenta, ahí estaremos recordándoles lo lejos que están de las necesidades de hoy en día de los nuevos aparejadores