miércoles, 5 de octubre de 2016

Las protecciones colectivas también pueden ser divertidas

Una fría barandilla tipo sargento, o una anodina red blanca de protección, son medios que, a priori consideramos idóneos para nuestra obra, pero que si nos paramos a pensar, son medios sumamente aburridos, que no aportan ni un solo ápice de originalidad a nuestro entorno de trabajo. Pero Coordinator tiene la solución:

¿Y así qué tal? Mucho mejor, sin duda. aunque los tres operarios mirones también podrían ser una superficie de aterrizaje relativamente blanda, no se puede comparar con la del castillo hinchable. Y además, el empresario se ahorra tres jornales. Entre las recomendaciones de uso de este sistema, se incluye la de usarlo con música de fondo, que amenice la hipotética caída. De hecho, de regalo con el castillo viene una cinta de los Pitufos Maquineros.