lunes, 3 de abril de 2017

Los aparejadores no son reyes

Sí, es lo más normal del mundo. La gente tiende a pensar que como los aparejadores somos los reyes de la construcción, también vivimos como reyes. En nuestras mansiones con ocho baños completos y tres aseos, estucados de oro, sirvientes y, por supuesto, viviendas con calificaciones energéticas A.



humor,aparejador.arquitecto técnico,construcción,dinero

Pero nada más lejos de la realidad. A los arquitectos técnicos nos gusta el trabajo duro, y nuestros inicios, no pueden ni deben ser un camino de rosas. (Más que nada para acostumbrarnos al entorno hostil que representa una obra)

En la foto os mostramos la oficina de un aparejador situada debajo de un puente, pero cualquier entorno abrupto, sucio y maloliente es válido.
Eso sí, la única condición es que ha de tener un alquiler más bajo que la nota de Materiales II de Macario. y es que ¿realmente alguién se pensaba que los reyes del ahorro económico en las obras iban a derrochar el dinero en comodas sillas donde pasar largas jornadas frente al ordenador?

Sin ir más lejor, yo estoy escribiendo ahora mismo estas lineas desde mi fabulosa oficina, que a la vez es el almacén de la pescadería de mi prima Loli. ¡Precio imbatible!