lunes, 1 de mayo de 2017

¡Feliz día del trabajador!


A continuación os mostramos la verdadera historia sobre el día del trabajador.

aparejador, aquitecto técnico, construcción, humor

Todo empezó en el año 1889 a través de la Congregación Mundial de Jefes de Obra y Delineantes (estos últimos no se cómo se las apañan para estar en todos lados), una sociedad tan antigua como el mortero, a la par que tan secreta como los Illuminati.
Los integrantes de esta sociedad secreta, hartos de ver cómo sus vástagos no los reconocían cuando rara vez aparecían por casa, decidieron tomar cartas en el asunto.

¿Cómo evitar ésto? Pues dando fiesta al resto de mortales. Así, podrían disfrutar ellos mismos de un día de tranquilidad.

Dicho y hecho. Movieron la entramada red de hilos institucionales a la que tenían acceso (No, no son el CGATE) y consiguieron un día de fiesta para todo ser viviente. Excepto si trabajas en la hostelería, que entonces te jodes.

Así que si eres jefe de obra y estás leyendo ésto. Ya sabes el motivo de que hoy no esté sonando tu teléfono de empresa (a algunos hace 10 años que no les suena), que estés disfrutando de una barbacoa con familiares y amigos en lugar de tener que revisar armados antes de la visita de obra, que no debas preocuparte hoy por los EPIs de los operarios, que no...

 ¡¿Como?! ¡¿Que hoy estás haciendo la certificación mensual?!
Tú eres muuuuuuuu tonto.