lunes, 5 de junio de 2017

Estoy bien, gracias

Es una característica común a todos los aparejadores. Tenemos una resistencia y una tenacidad que ya le gustaría a cualquier material constructivo.

A lo mejor es porque estamos acostumbrados a que todos vengan a llorarnos en la obra, o a lo mejor porque estamos acostumbrados a pasarlas putas, pero aún así "tirar p'alante". Sea como fuere, la cuestión es que: ¡estamos bien!

humor, aparejador, arquitectura, construccion,

Por que si no nos lo decimos nosotros, ¿quién nos lo va a decir? Ya te digo yo que el de la grúa no será.

Así que ánimo y te recuerdo que dentro de poco te toca pagar el IVA  ¡BIEEEENNN! :)