lunes, 25 de diciembre de 2017

La ilusión de los niños

Que levante la mano quien se siente identificado con esta viñeta.

humor, aparejador, construcción,

 (Viñeta adaptada por Humor Aparejador, la viñeta original es de DAMI LEE)

Conciliar la vida laboral y la vida familiar puede llegar a ser un tanto difícil en el mundillo de la construcción, en especial cuando todas las tareas que has de realizar son "para ayer".

¿Cuantos hijos de aparejadores han crecido pensando que eran huérfanos y se han enterado que tenían padre ya de mayores, cuando han visto un señor con bigote comiendo con ellos en el comedor y despotricando nosequé sobre su jubilación con una mutua o algo así?

¿Cuantos bebés han crecido sin que su madre les pueda dar un beso de buenas noches, porque está cuadrando la certificación que ha de entregar mañana?

Pero tranquilos, estamos trabajando en una solución para todo ésto. (Dejar un maniquí en casa con una foto vuestra pegada ya lo hemos descartado, aunque estamos explorando nuevas vías en ese sentido)