lunes, 18 de diciembre de 2017

Cuando no hay obras que inaugurar...

No os engañéis. Puede que los que estéis leyendo ésto seáis técnicos que lo ha pasado más o menos mal en esta "pequeña recesión".

Pero no os quejéis tanto, porque hay un colectivo que lo está pasando bastante más mal que vosotros. Realmente mal.
¡LOS POLÍTICOS!

Sí, amigos. Ese colectivo al que se le hace el culo fanta cuando ve una banda que cortar con sus tijeras mágicas lo está pasando realmente mal. Y es que la falta de obras les impide realizar su máximo cometido: Inaugurar cosas.

 inauguración, humor, aparejador, arquitectura



Da igual si el edificio que están inaugurando se hubiese construido igualmente con ellos o sin ellos,  siempre estarán ahí para poner su mejor sonrisa en la foto y recibir halagos desinteresados.

Pero claro, con la falta de edificaciones actual, tienen que estrujarse los sesos y recurrir a inaugurar obras tan significativas como la puta mierda de la foto.

¡Un aplauso para ellos!