lunes, 22 de enero de 2018

Pues no lo había pensado...

Bastante inquietante resulta la pregunta de este cándido niño a su padre, que tiene el triste destino de dedicarse a la Jefatura de Obra.

aparejador, humor, construcción, arquitectura, gantt, organización

A nosotros también nos ha dejado toda la noche en vela, y es que pensamos en todos los Gantts gigantes que han decorado alguna desangelada pared de las casetas de obra de nuestra vida y no le vemos explicación.

¿Acaso quiere decir este malévolo chiquillo que las planificaciones que realizábamos al inicio de la obra podrían haber servido para cometidos algo más útiles además de una simple labor decorativa?

¡Bah!¡Claro que no! Serán cosas de niños...